Bako es el parque nacional más antiguo de Sarawak y fue declarado área protegida en el año 1957. Si bien es uno de los más chicos (tiene tan solo 27km2), su biodiversidad es imponente ya que alberga 25 tipos de vegetación de siete ecosistemas diferentes (casi todos los tipos que se pueden encontrar en Borneo) y un número altísimo de animales salvajes como macacos de cola larga, langures plateados, diferentes tipos de lagartos y serpientes, ardillas, lemures, jabalíes barbudos, ciervos ratones; más de 150 especies de aves y el particular “proboscis monkey”, más conocido como mono narigudo y para ser sinceros, la principal atracción del parque.

Este enanito tenía sólo siete días

Este enanito tenía sólo siete días

Su hermano estaba "humanamente" celoso con la llegada de bebe.
Su hermano estaba “humanamente” celoso con la llegada de bebe.
Jabalíes barbudos
Estos chiquititos son anfibios pero no recordamos el nombre.
Estos chiquititos son anfibios pero no recordamos el nombre.
La vedette del parque: un Proboscis

Se los suele ver bien temprano o al caer la tarde cuando salen a comer.

Se los suele ver bien temprano o al caer la tarde cuando salen a comer.

Bako es un parque realmente bien preparado para recibir gente que tenga ganas de experimentar un poco la vida en la “Amazonia Asiática” pero sin necesidad de adentrarse en zonas difíciles o prácticamente inaccesibles. El lugar cuenta con varios kilómetros de senderos muy bien mantenidos y señalizados que permiten recorrer el área libremente aunque es importante saber de antemano si alguno se encuentra cerrado, ya que por cuestiones de conservación se suelen restringir temporariamente algunos sitios.

Los senderos son bastante intuitivos
Los senderos son bastante intuitivos

Bako National Park4

Como si fuera poco lo anterior, cuando uno lo recorre se encuentra con playas divinas ubicadas en lo bajo de impresionantes acantilados de piedra caliza y cascadas que según nos han dicho (estaban cerradas cuando fuimos nosotros) bien valen la pena el trekking de más de 3 horas necesario para encontrarlas.

Bako National Park

Bako National Park

Bako National Park

La vista desde un mirador
La vista desde un mirador

Bako National Park

De acuerdo con nuestra experiencia, el encuentro con los distintos animales que habitan el parque está garantizado y si bien éste comentario puede sonar más a circo que a parque natural hay que tener en cuenta que si bien el lugar está preparado para recibir gente, todavía no ha perdido su virginidad y aún en las zonas de alojamiento y restaurante, es normal verlos de tertulia o saltando de rama en rama

Tranqui el amigo. Si te das vuelta te afanan.
Tranqui el amigo. Si te das vuelta te afanan.

Bako National Park18

Nosotros decidimos quedarnos a dormir una noche y estuvo buenísimo. El alojamiento es bastante básico pero alcanza y sobra para pasar una noche en medio de una selva que al caer el sol pareciera cobrar otra vida. El cambio de panorama a la noche es imponente y se puede apreciar sumándose a una de las visitas guiadas que organiza el mismo Parque, en las que se puede ver y conocer un poco más sobre aquellas especies que prefieren salir con la calma. Arañas fluorescentes, víboras de un verde muy intenso, unos pajaritos que duermen de espaldas en una suerte de cuevita, y mucho pero MUCHO insecto. Eso sí: impresionables abstenerse!.

El atardecer fue uno de los más lindos que hemos visto
El atardecer fue uno de los más lindos que hemos visto
Gente loca!. En esa playa vieron cocodrilos unos días antes.
Gente loca!. En esa playa vieron cocodrilos unos días antes.

COMO LLEGAR:

  • Desde Kuching se toma el Bus Nro 1 con destino a Kampung Bako, un simpático pueblito de pescadores (es uno rojo que sale a cada hora desde el open market, en el waterfront. Costo: 3.50RM).
  • Al llegar al Parque hay que registrarse; pagar la entrada (10RM p/persona) y tomar un bote que lleva hasta los Headquarters (20 RM por tramo. Demasiado caro para ser sinceros).
  • Si hay que volver a Kuching en el día allí mismo recomiendan tomar el bote de retorno de las 16hrs para poder llegar tranquilos al último bus de las 17 hrs.
Bako National Park
Kampung Bako
Bote llegando al parque
Bote llegando al parque

ALOJAMIENTO:

  • En el Parque hay distintas opciones para alojarse dependiendo del presupuesto o bien de las pretensiones de cada uno. Hay unos Lodges con baño privado (Tipos 4, 5 y 6 por 238Rm; 159 RM y 79.50 RM respectivamente. Los precios varían según tengan Aire acondicionado o no y en función de la cantidad de camas), un hostel con baño compartido (42.50 RM por un cuarto para 4 personas o bien 15 RM por cama. Esta fue nuestra opción) y sitio para acampar (5 RM por carpa. Ellos no las proveen pero según nos contaron unos Belgas, a ellos en la oficina de Parques de Kuching se las alquiló un buen sanmaritano)
  • Es importante tener en cuenta que este Parque tiene muchísima demanda y el alojamiento suele agotarse con meses de anticipación.
  • Nosotros caímos sin saber y no conseguimos lugar de entrada. Como teníamos tiempo pudimos esperar y estuvimos yendo todos los días a la oficina hasta que conseguimos cupo. La verdad que tuvimos mucha suerte. Si uno está con itinerario ajustado recomendamos reservarse lugar lo antes posible.
  • Las reservas se pueden hacer personalmente en la National Park and Wildlife Booking Office ubicada al lado del Centro de Información al Turista en Kuching; telefónicamente al nro. 248088 o bien por internet en sarawakforestry.com

DONDE COMER:

  • En el Parque hay un buffet bastante surtido. Teniendo en cuenta que se trata de un Parque Nacional y que la comida llega en bote los precios nos parecieron relativamente accesibles. Sirven comida local pero también hay un par de opciones más “occidentales” para aquellos que no quieran.
  • Nosotros nos llevamos para preparar sopas y noodles y allí nos dieron agua caliente sin problema.

Esperamos que todos anden bien. Beso grande!

Beto y Pepi

Bako National Park

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *