Las Palau Perhentian son dos pequeñas islas ubicadas a 21 kilómetros del puerto de Kuala Besut en el Estado de Terengannu. La Perhentian Basar (en Bahasa, Isla Grande) es principalmente elegida por familias y gente que viaja con bolsillo gordo y busca alojamientos con cierto nivel de comodidad y en contraposición, Perhentian Kencil (o Isla Pequeña), es la que recibe al turismo mochilero por excelencia y en la que por la noche se enciende la fiesta.

Tras un trayecto en bote llegamos hasta Coral Bay en Kencil donde, luego de buscar un largo rato, conseguimos alojamiento en unas carpas que monta la gente del Maya Guesthouse al completar su capacidad. La desensillada fue rápida y eficiente media y hora después de habitar nuestro penthouse de nylon rumbeamos sin escalas al pareo en la playa.

Coral Bay
Coral Bay

Perhentian Kencil

Palau Perhentian Kencil

Palau Perhentian Kencil

Además de la posibilidad de tirarse bajo un coco a pensar en la estratósfera (que no es poco eh!), las Perhentian convocan por la calidad de su vida marítima. El buceo y el snorkeling son actividades casi obligadas para todo visitante y en las inmersiones está prácticamente garantizado ver cantidad de pececitos, tortugas, rayas, tiburones y extraordinarios corales (para los que les gusta, además hay un par de barcos hundidos).

Palau Perhentian Kencil

Mirror Beach
Mirror Beach
Long Beach
Long Beach
El coral es alucinante
El coral es alucinante

Un dato curioso es que las Islas están vivas durante el periodo seco (mayo/octubre). Durante esta época los viajeros llegan buscando el paraíso de arenas blancas y mar turquesa y disfrutan sin imaginarse que luego, con la venida del monzón, el tiempo se detiene y por unos meses los hoteles cierran y todo se vuelve un pueblo fantasma en el que la selva avanza y los lagartos se alimentan de los gatos que no partieron con sus dueños.

Los resabios del abandono son palmarios en la Isla y si uno recorre los caminos que unen las distintas playas no tarda encontrar cabañitas destartaladas; restos de muelles que alguna vez sirvieron de anfitriones y montonera de electrodomésticos desparramados. Estos pasivos y los kilos de basura sin tratamiento son un tema bastante complicado en la isla, y más allá de la cuestión estética asusta ver que los locales no son muy conscientes de la importancia de cuidar su medio.

Por el momento las Islas son un lugar realmente lindo para visitar y relajarse. El encanto de su gente es el moño del regalo y vamos que levantarse viendo el mar no tiene precio.! Ojalá de todo corazón se tome conciencia y se logre preservar el lugar de un triste destino.

INFO PAPITA:

COMO LLEGAR:

  • La ciudad con aeropuerto más cercana es Kota Barhu (la segunda más cercana Kuala Terengannu). Nosotros llegamos hasta allí en bus desde Georgetown y según averiguamos hay servicios frecuentes desde cualquier ciudad. El tren también tiene estación por lo que es otra opción viable.
  • Una vez en la estación de buses de Kota Barhu tomamos un bus público (el 603) con destino al puerto Kuala Besut. El trayecto duró una hora y media aproximadamente y costó 6RM por persona.
  • En el puerto tomamos un bote rápido hacia las islas (el precio oficial es 70RM ida y vuelta pero se puede regatear, logramos conseguirlo por 60RM. Hemos escuchado más afortunados que pagaron 50RM). Tenemos entendido que existe un ferry público cuya frecuencia es muy espaciada y seguramente cuesta mucho menos pero sinceramente no logramos que nadie nos diera información sobre dónde y cuándo tomarlo.

DONDE DORMIR:

  • El alojamiento en la Isla es todo un tema. Hay opciones de todos los precios y si uno no tiene ganas de caminarse la isla viendo donde quedarse seguramente conviene hacer reservas previamente.
  • Los lugares económicos dejan bastante que desear. En comparación con otros lugares del Sudeste asiático resultan carísimos y ni siquiera valen su precio. Nosotros recorrimos mucho antes de decidir quedarnos a dormir en unas carpas que alquilan en Maya Guesthouse, en Coral Bay. En el lugar además tienen habitaciones bastante accesibles. Teniendo en cuenta el precio de las carpas (30RM para dos personas); su tamaño (GIGANTES!) y dado que eran lo más limpito que habíamos visto hasta entonces la opción ni siquiera se discutió.
  • Los precios en Long Beach eran realmente más altos y teniendo en cuenta que para llegar a ella desde Coral Bay sólo se tarda 10 minutos, no se justifica alojarse allí donde además por las noches hay muchísimo más circo.
Carpas en Maya Guest House
Carpas en Maya Guest House

DONDE COMER:

  • Dentro de todo comer en la Isla es razonable. Si bien hay restaurantes donde te arrancan la cabeza, encontramos que hay bastante oferta de platos ricos y variados y un lugar que elegimos varias veces, principalmente por el tamaño de sus porciones, fue Ewan´s; ubicado a medio camino entre Coral Bay y Long Beach.

DONDE BUCEAR:

  • En la Isla hay muchas escuelas de Buceo. En general el costo de los cursos y las inmersiones es parejo y económico (de 65 a 85 RM por inmersión, dependiendo el punto de buceo y la cantidad contratada). Nosotros elegimos hacer las salidas con Matahari, una escuela ubicada en la parte central de Long Beach. La escuela tiene una onda muy poco ostentosa (los que aman el Show que montan muchas PADI abstenerse), tienen equipamiento actualizado, buenos botes, y un staff serio y buena onda.
  • Si uno contrata un paquete de buceos o hace con ellos algún curso pueden además arreglar el alojamiento en el hotel Matahari. Para más info se les puede escribir al siguiente correo: mataharidivers@gmail.com.

Buceo Perhentian

 

Buceo Perhentian9

One thought on “Islas Perhentian. Paraíso, ¿por cuánto tiempo?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *