De Kapas no habría que hablar. Al visitarla uno debiera firmar un contrato de confidencialidad o hacer un voto de silencio que permita que tire un tiempito más en ese pseudo anonimato tan lujoso entre viajeros y tan, pero TAN desconocido en prácticamente todo Asia.

Que contradicción entonces estar escribiendo este posteo, ¿no? Diciéndole a nuestro pequeño mundo que encontramos un lugar donde durante cinco días el tiempo se detuvo. Que una simple estancia en 2 km de largo por 1 de ancho, minó por completo experiencias previas, redefiniendo para siempre la idea de “paraíso”.

Y si. Así estamos; así somos. Todavía no aprendimos a callar lo suficiente. Todavía creemos que los tesoros se comparten. Con el pensamiento mágico más ensalzado que nunca, justificamos nuestra irracionalidad (y en consecuencia este breve relato) con una certeza: ésta isla es mágica y uno de sus poderes es la autopreservación.

Sabiéndonos libres de culpa y cargo y con la liviandad de quien le encontró la vuelta al entuerto, los invitamos a recordar esos días y a tentarse con nuestro rincón playero favorito en el mundo.

Pulau Kapas

Pulau Kapas

Pulau Kapas

Pulau Kapas significa “isla algodón”. Nos han dicho que alguien la nombró así por el color de sus playas (blancas por supuesto), pero nos gusta pensar que en realidad fue porque es un lugar donde caer suavecito; donde la incomodidad, en ninguna de sus manifestaciones, existe.

Pulau Kapas

Pulau Kapas

¿Qué hicimos en Plau Kapas?. Nada!, y todo a la vez. Leímos más libros que en todo el viaje, nadamos con tortugas por las mañanas, tiburones por la tarde, comimos rico por las noches. Compartimos los días con gente lindísima que ojalá volvamos a encontrar.

De camino a Gemnia, Islita vecina donde hicimos snorkeling.
De camino a Gemnia, Islita vecina donde hicimos snorkeling.
Como los huevos de totuga son una suerte de manjar para los locales, en Gemnia hay un tipo que los rescata de la playa y lego cuida las tortuguitas un par de meses antes de devolverlas al mar.
Como los huevos de tortuga son una suerte de manjar para los locales, en Gemnia hay un tipo que los rescata de la playa y luego cuida las tortuguitas un par de meses antes de devolverlas al mar.

Pulau Kapas

Pulau Kapas

Pulau Kapas

Pulau Kapas

Pulau Kapas

Pulau Kapas

Pulau Kapas
El snorkel en la isla es excelente. Los corales están bastante bien preservados; hay mucha vida marina y la visibilidad es buenísima.
Tortugas!, La foto de los tiburones la debemos. (A pesar de su mala prensa son muy tímidos).

Pulau Kapas

8 hrs de lectura por día. Todo un régimen laboral
8 hrs de lectura por día. Todo un régimen laboral
Versión oriental del "picadito"
Versión oriental del “picadito”
A ver si no es el paraíso?- Hasta los rayitos del cielo están.!
A ver si no es el paraíso?- Hasta rayitos celestiales hay.!

El nivel de abstracción fue tal que ni sacamos la cámara hasta el último día en que nos dimos cuenta que no teníamos registro de casi nada. Y lo lamentamos. Ese día estuvo nublado y las fotos no le hacen justicia ni de cerca.

 El snorkel en la isla es excelente. Los corales están bastante bien preservados; hay mucha vida marina y la visibilidad es buenísima.

P8052417

Pulau Kapas
PUlau Kapas

Ay gente querida!, A Kapas llegar es fácil; lo difícil después es irse.

INFO PAPITA:

COMO LLEGAR:

La isla está ubicada muy cerca del continente; tan sólo 6 km desde el puerto de Marang y es extraño que siendo tan fácil llegar no sea tan visitada. Durante los fines de semana si se ve más movimiento, pero de locales que cruzan para pasar el día y parten con el último bote a las 17.30.

La ciudad con aeropuerto más cercana es Kuala Terengganu. Desde su estación central tomamos un bus público con destino al puerto de Marang. El trayecto duró unos 45 minutos aproximadamente y costó 2.5RM por persona.

En el puerto tomamos un bote hacia la isla (el precio oficial es 40RM ida y vuelta pero se puede regatear. Finalmente logramos conseguirlo por 30RM que es el que ofertan en la web.) El trayecto es muy cortito, unos 15 minutos máximo ya que se recorren sólo 6 kms. Una vez en el Jetty hay varias agencias que los venden así que es sólo cuestión de encontrar el que mejor les parezca. Nosotros tomamos el bote grande de MGH.

DONDE DORMIR:

El alojamiento en la Isla se reduce a un par de pequeñas cabañas en las que con mucha suerte se puede compartir cuarto. Los precios no nos parecieron tan caros (20Rm por un cama en cuarto compartido). Nosotros llegamos sin reserva y si bien no parecía haber movimiento, estaba todo lleno y terminamos alojándonos en el camping “LongSha” donde lo pasamos bárbaro ya que la gente que lo atiende es realmente divina y las instalaciones para pasar un par de días están buenísimas (Si tenés tu propio equipo de camping, cuesta 10 Rm por carpa. Sino por 15 Rm p/persona podés dormir en las que ellos proveen). De hecho fue una opción genial para ahorrar un poco de plata ya que tienen cocina y nos habíamos avivado de llevar cosas para cocinar antes de cruzar desde el continente.

Para quien necesite un poquito más de comodidad recomendamos Kapas Beach Chalet (KBC), son unas cabañitas divinas, atendidas por gente más divina aún. Un cuarto con baño privado cuesta 80RM y con baño compartido 50RM. El lugar tiene un área común frente al mar y todo lo necesario para pasar días de relax (biblioteca surtida, juegos de mesa, equipos de snorkel, juegos para niños y kayaks).

DONDE COMER:

Dentro de todo, comer en la Isla es razonable. Hay que tener en cuenta que las opciones son pocas aunque todas ofrecen una carta bastante variada. En general por la noche elegimos comer con la gente de la Guest House KBC (no en el restaurant que está al lado), donde cada día sirven un plato diferente de comida muy muy abundante y riquísima por 14 RM (incluye un té frio). Es importante acercarse a reservar lugar antes de caer la tarde ya que en principio sólo cocinan para quienes se alojan allí.

El restaurant “Koko” estaba muy recomendado por su calidad y precios. Es un sitio muy lindo atendido por un local que ama la cocina. El tema aquí es que el tipo está solito y como para él la cocina es un plan en sí mismo cada plato le lleva 45 minutos de preparación. Ir con paciencia y poco hambre, o bien caer cuando abre a las 19.30 para ser de la primera tanda.

En el café del Jetty (puerto) se sirve muy buena comida (el mejor Rotti banana del mundo) aunque como supuestamente tienen internet (el único de la isla, que nunca anda o bien no se les canta el culo habilitar) los precios son más caros. Otro tema es que la atención es malísima, algo raro en la isla, pero sí. Un negocio familiar donde la única agradable es la señora mayor, quien lamentablemente está fondeada en la cocina mientras sus hijas y nietos espantan (sin exagerar, todo el que fue a comer allí, nunca volvió).

Un beso grande, esperamos que todos anden bárbaro!. Se los quiere y extraña.

9 comentarios en “Pulau Kapas. Llegar es fácil, lo difícil es irse.”

  1. Pues si, deberiais haberos callado, esta isla como decis al principio se esta empezando a saturar de turistas gracias a blogueros como vosotros, sin embargo conoci en esa misma isla a blogueros con mucha reputacion que prefirieron callarse este pequeño paraiso… una pena la verdad…

  2. Hola Malaya. Asumo que estabas buscando informacion sobre la isla. Espero que te haya servido el post. un saludo

  3. Un real viajero no publicaría esto, decepción máximo, yo tengo mil blog y conozco la isla hace años y no lo publique.

  4. HOla!, gracias por tu mensaje, Que pena tu decepción. Lo bueno es que todos podemos decir de lo que pensamos. Tu, de nuestro blog y nosotros de los lugares que visitamos. En general nosotros optamos por no subestimar a quienes quieren viajar (del modo que decidan o puedan hacerlo) con lo cual por hablar de un lugar, no creemos que se lo destruya. Nosotros llegamos a la Isla gracias a informacion obtenida de otros sitios, estuvimos varios dias ejerciendo, lo que creemos que es turismo responsable (al fin y al cabo, si no eres de alli, todos somos turistas). Ojalá nos dijeras cual es tu blog asi podemos viajar con vos. Saludos y buen dia Arturo!

  5. Hola, pues a mi me parece perfecto que se comparta, cada uno puede hacer lo que quiera y la gente que vaya a Kapas tiene que ser lo suficientemente responsable de cuidar la isla.
    Nosotros vamos esta semana a pasar unos dias y la info que habiamos encontrado no era de este blog, era de muchos otros… así que tranquilos, no sois los unicos. Muchas gracias y ya contaremos nuestra experiencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *